Press "Enter" to skip to content

«La cazadora de sueños» trilogía literaria.

“La cazadora de sueños” es una trilogía de la escritora Lisa McMann; es una saga juvenil diferente, con una narración atípica y una historia compleja y muy dura.

Se dice que: «Es una historia impactante, desgarradora, injusta; contiene personajes con quienes te identificaras por su descripción y humanidad.»

La trama se dirige hacia como se piensa; los sueños, el sueño de cualquier persona que no sea la protagonista. Pero debemos decir algo desde este mismo momento y es que a pesar de lo que pueda sugerir el titulo tanto de la trilogía como el de los libros deben estar preparados para algo diferente a lo que exactamente pueden inferir.

Te recomendamos: Cazadora de sombras

La Cazadora de sueños trilogía, ¿De qué trata?

Nos cuentan la historia de Janie, una chica pobre; su actitud es independiente, resuelta y centrada. Quien tiene un problema, y es que si se acerca a alguien dormido es absorbida por sus sueños.

Por lo que intenta no acercarse mucho a las personas; y menos a gente que este somnolienta y/o durmiendo. El problema surge cuando va a la escuela; ve que es muy fácil que los alumnos se duerman en clase o en la biblioteca y empieza a ser difícil disimular sus “poderes”.

En Sueña nos encontramos a Janie averiguando lo que más puede sobre su poder. Además de hablar sobre Caleb, un chico enigmático que parece que solo tiene ojos para ella; y en general se ve envuelta en una trama policial.

En Teme Janie trabaja para la policía encubierta para atrapar a un depredador sexual que se encuentra en su instituto. (Y descubre más sobre su poder).

En Huye Janie se pasa todo el libro descubriendo la terrible realidad de su poder y tomando una decisión final que marcará el resto de su vida.

Pero para que entiendan de manera mucho más profunda esta trilogía abordaremos los datos principales de cada libro.

Sueña

La editorial Everest en 2008 saca la primera edición de Sueña, el primer libro de la trilogía. Su introducción nos dice que:

Para Janie, a sus diecisiete años, verse arrastrada a los sueños de otras personas ha dejado de ser una novedad hace tiempo. No puede decirle a nadie lo que hace porque, o jamás la creerían o, peor aún, la considerarían una tarada.

Janie, por consiguiente, vive en el límite, bajo la maldición de una capacidad que no ha pedido y que no puede controlar. Se precipita entonces en una espantosa pesadilla. Por primera vez, Janie es algo más que un testigo de una retorcida psique ajena.

Características narrativas Sueña

1. El libro es corto, todo se trata muy por encima, la narrativa profundiza en nada. Es demasiado superficial, como si no quisiera contarte una historia; dado que no hay detalles de nada, ni en los personajes ni de los poderes de Janie.

2. Janie a pesar de ser carismática, y que el lector pueda ser empático con ella; es el típico estereotipo de niña tímida del instituto, lo que en esta narrativa debería ser explorado para ser más innovador.

3. Los personajes secundarios no están tan mal; no obstante es lo mismo que ya abordamos les falta profundidad, como incluso ocurre con la protagonista.

4. La trama no es gran cosa; no hay narrativa la historia parece solamente una introducción, no hay visto un nudos o problemas, más bien podría pasar difícilmente por una pequeña aventura.

5. Al romance como a todo en general le falta profundidad.

6. El tema de los sueños es interesante; no obstante, no es nada fuera de lo común. Parece que aún falta mucho por explicar acerca de los poderes de Jannie y de todo lo que esto conllevara.

7. Los sueños son muy normales, no hay justificación real de que Jannie tema a su poder. Además de que considero que debería una variedad de sueños «normales» y algunos más «raros». Y cuando no hubiera variedad, que pusieran que se sueña con tal vez recuerdos. Y también esta el hecho de los personajes de este libro tienen los mismos sueños recurrentemente, lo que hace pensar que no hay variedad de sueños.

8. Hay una chica que es lesbiana, un apoyo a un pensamiento actual, que a veces se ve como una obligación su inclusión. Lo bueno de su inclusión en la narrativa es que el tema se trata el tema con naturalidad. ¡Y eso que el libro es del año 2008!

9. La narración está seccionada por oraciones cortas. Esto quiere decir que pareciera como si fuera un texto compacto, es un estilo de narración sin entrar en detalles (como habíamos comentado). Lo que nos da una narrativa sencilla, con frases que no son muy complejas y eso hace que sea una lectura rápida y no tan pesada.

10. Nos hacen ver como si la gente duerme y sueña mucho. Yo no sé cuántas veces alguno de nuestro lector haya visto que alguien duerma en clases, o el mismo, personalmente no he visto ninguna. En cambio, en el libro, muchos alumnos se duermen en tiempo de clase y de hecho casi todo el tiempo, como si el poder de nuestra protagonista fuera en realidad hacer dormir a las personas.

Teme

«Algunas pesadillas nunca terminan. para Janie y Cabel la realidad está resultando más dura que los sueños. Buscan un poco de tiempo para estar a solas, pero no hay suerte. En Fieldridge High están ocurriendo cosas extrañas, pero nadie habla de ello. cuando Janie intercepta una de las violentas pesadillas de una compañera y descubre lo que sucede en el instituto; el caso finalmente se abre. es hora de desenmascarar a los culpables. Janie se entera de la verdad sobre su habilidad y también de su debilidad; a decir verdad, su gran debilidad. su destino como receptora de sueños parece estar sellado, y lo que va a acontecer, resultará mucho más peligroso y siniestro de lo que ella jamás había imaginado.»

Esa es la premisa con la que entramos en nuestro segundo libro, el cual comienza apenas 15 días después del final del primer libro. Al no haber un lapso temporal tan grande, se siente como si simplemente hubiéramos pasado al siguiente capítulo de «Sueña». Janie y Cabel se han hecho pareja y él está intentando ayudar a Janie para que se adapte a su nuevo trabajo en la policía.

Tras haber confiado en el otro, los secretos que los separaban desaparecen, lo único que no les permite ser totalmente libres es que mantienen en secreto su relación para que no interfiera en su trabajo y para que sus compañeros de instituto no descubran su participación en las detenciones ocurridas al final de «Sueña».

Desarrollo de Teme

Lo que podemos notar ahora en la narrativa (y la única cosa que creo que es buena dentro de la historia en general) es la complicidad entre Cabel y Janie la cual sigue siendo palpable en todo momento durante sus interacciones. Esto se desarrolla más al tener ya una plena confianza el uno en el otro, y termina con que ambos pueden disfrutar tranquilamente del tiempo que pasan juntos. Aunque se tengan que ocultar, se compenetran mejor que nunca porque ya no hay malentendidos entre ellos y pueden ir aprendiendo a evolucionar como pareja. 

Además, Cabel sabe muy bien cómo ayudar a Janie cuando se debilita por haberse metido en los sueños de la gente, así que se convierte en un apoyo para ella y se encarga de ayudarla a recuperarse rápido para evitar que se sienta incómoda si otras personas ven algo raro en su comportamiento.

La dulzura de su romance sigue siendo uno de los principales puntos fuertes de la historia. Caleb es un amor casi siempre y lo que podemos clasificar como su único defecto es el modo en el que se asusta (exagerando en algunos momentos) ante la idea de que a Janie le hagan daño. Aunque eso pone en la mesa de la saga otro cliché del romance perfecto, este si esta mejor desarrollado.

Cambios en Teme

Ahora el pilar de nuestro nuevo titulo se concentra y apoya en una trama sobre la investigación que Janie y Cabel deben llevar a cabo. Pero a pesar de que es lo más fuerte de toda la novela (endulzado con romance) debemos saber que la narrativa y argumentos de la misma flojea bastante en cuanto a lo que debe y esclarece que es su trama principal. Es todo muy obvio desde el principio, de hecho, parecía tan claro que yo parece que no hay ningún misterio por resolver.

No hay giros inesperados y ciertos personajes actúan tal y como se espera de ellos, como si todo estuviera determinado a algo que debe ser así porque si. Todo eso en conjunto resulta decepcionante, especialmente cuando el asunto se resuelve de una forma previsible y a la prisa.

Además de que no se mira correctamente el impacto de algo así en las víctimas ni el cambio de actitud que posiblemente se sufre tras ser pasar por algo así. Se entiende que esta trilogía está dirigida a un público joven y que la autora no quiso meterse con descripciones desagradables, pero tratarlo todo de modo anecdótico no creo que fuera la mejor opción. Eso le resta fuerza y credibilidad a lo que se cuenta.

Hay algunas revelaciones que impactan; lo que da pie a que el lector tome la decisión de querer seguir hacía el último libro con el propósito de saber que decisión tomaba Janie. Esos descubrimientos fueron para mí el único gran giro argumental de toda la trilogía.

Huye

«Está claro que si no eres una chica normal nada será normal en tu vida, por lo que no resulta extraño que Janie Hannagan no pueda desconectar ni siquiera en vacaciones.» Su descripción nos abre la puerta a lo que podemos pensar que será el culmen de los pocos problemas que se han desarrollado en los dos libros anteriores.

A diferencia de los libros anteriores, aquí no hay ninguna investigación policial. Tras una llamada cuando está de vacaciones, Janie debe volver urgentemente a casa. Piensa que su madre se ha emborrachado y se ha descontrolado, pero no, es su padre el que está en el hospital. Janie no lo conocía de nada y ni siquiera sabía su nombre. Ahora él está en coma y no tiene pinta de que vaya a despertar, y por si eso fuera poco, con lo que Janie descubre que está encerrado en una especie de pesadilla.

La narración es un desastre. Debemos decir que tras leer este libro, lo mejor hubiera sido que la historia fuera una bilogía. Es cierto que el final de «Teme» deja ciertas incógnitas relacionadas con la decisión que tomará Janie tras descubrir que no le espera nada bueno si sigue siendo cazadora de sueños, pero hubiera preferido vivir con esa duda y no leer esto y encontrarme con una Janie que es una quejica insufrible y con un Cabel que no tiene cerebro y que no se comporta precisamente como un novio enamorado si no casi todo lo contrario. 

Aunque hay dos páginas introductorias, la historia se retoma de verdad dos meses después del final de «Teme», lo que en realidad deja muy abierto muchas cosas. Janie y Cabel están pasando unos días de vacaciones pero entre ellos ya no parecen haber la complicidad de antes. Para empezar, Cabel tiene unos sueños muy siniestros que se quieren justificar dando a entender que es su forma de afrontar que Janie puede perder su autonomía y convertirse casi que en una persona vegetal. Además de que Jannie comienza a quejarse de casi todo lo que le pasa.

Es dificil ver a personajes que ya habías conocido cimentados con un cambio tan drástico.

La cazadora de sueños trilogía, ¿Vale la pena?

Debemos entender que a pesar de lo que nos gustaría, la serie pierde fuerza de narración e historia a medida que van pasando los libros. El primero está muy bien, tanto en estructura como en historia, el segundo no está mal sobre todo complementado con la parte de la trama policial, pero el tercero es simplemente decepcionante; la trama cae, el argumento vacila y los personajes son demasiado flojos. Es fácil de leer y a veces disfrutable, pero no es algo increíble, así que muchos de sus lectores ven que es más fácil dejarlo a medias que terminarlo.

Enserio debo decir que el tercer libro hasta parecía escrito por otra persona. 

A pesar de que estas novelas están dirigidas a un público juvenil y eso se nota en la forma en la que la autora evitar profundizar en determinados temas; la manera en que al final desarrolla la trama no es la mejor.

Podemos ver su publico objetivo debido a que a veces se habla de drogas o de abusos sexuales y se hace de manera muy superficial. Nunca se llega a describir nada escabroso o excesivamente desagradable. Yo entiendo que si te quieres dirigir a lectores muy jóvenes es inevitable querer ser un poco sutil, pero tanta delicadeza puede hacer que el mensaje que se quiere transmitir pierda potencia y que no se vea el verdadero dramatismo de ciertas situaciones.

Dejando esto de lado, la trilogía es perfecta si lo que buscáis son lecturas ligeras. Los 3 libros superan por muy poco las 200 páginas, el tamaño de la letra no es precisamente pequeño y el estilo de escritura es muy fluido. Además, la autora no se estanca mucho en ninguna escena y la trama nunca llega a ser enrevesada. 

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *